Cuida tu Gente

The Seven-step Path to Sustaining Success

You take care of the people.
The people take care of the service.
The service takes care of the customer.

The customer takes care of the profit.

The profit takes care of the re-investment.

The re-investment takes care of the re-invention.

The re-invention takes care of the future.

(And at every step the only measure is EXCELLENCE.)

Tom Peters posted this on 01/27/11.
Esto es de la web de Tom Peters.  Este mensaje me ha llegado muchas veces en los últimos días. 
 ¡Será importante! Todo empieza por CUIDAR a tu gente. 

Let it Shine – Brilla

Gracias Sara, thank you Vivian, por regalarme esta canción.  Me gusta tanto que quiero compartir el mensaje con mis amigos del blog.  Escribo las frases que me han llamado la atención y cómo las interpreto yo.

¨¿Sabes que todavía hay una oportunidad para ti?¨  ESPERANZA.  Una de mis palabras favoritas.  La esperanza nos motiva a seguir buscando una solución. Es ver que, por muy difícil que nos parezca, es posible.

¨hay una chispa en tu interior¨ – TODOS la tenemos.  ¡Búscala!    

¨muestrales lo que vales¨ – NO TIENES QUE MOSTRARLE NADA A NADIE.  La única persona que lo tiene que ver y creer eres !

¨eres original¨ – Todos somos únicos, aquí es donde se encuentra nuestra belleza.

¨después de un huracán, viene un arcoíris¨ – Hasta en los momentos más difíciles, recordad que todo pasa.  Aprende a ver el arcoíris cuando esté enfrente de nosotros.

¨tal vez tú eres la razón por la que todas las puertas están cerradas¨ – RESPONSABILIDAD.  Mira hacía dentro, introspección. 

¨cuando llegue el momento, te darás cuenta¨ – Confía en tu intuición.  Y cuando te llegue el momento, no dejes que te pare el miedo.

Mi mensaje para ustedes…….

¡Brilla, enseña tus colores!

Personas Bellas

¨Las personas más bellas que hemos conocido son
 aquellas que han conocido la derrota, el
sufrimientola lucha, la perdida y han
encontrado el camino de salida de las
profundidades.  Estas personas tienen un
agradecimientouna sensibilidad, un entendimiento
 de la vida que les llena de
compasión, ternura y un amor profundo.
  La personas bellas no se crean así como así.¨  

Elisabeth Kübler-Ross, M.D

HACER o SER

Todos hemos hecho esas famosas listas interminables de cosas que tenemos que hacer y nunca terminamos de completar.  Las que nos dejan al final del día con una sensación de angustia y frustración por no haber cumplido con nuestros objetivos.  Estamos en una sociedad de… Hacer, Hacer, Hacer. 
Hoy os propongo otra cosa. ¿Qué os parece parar y pensar en cómo queremos SER?  En vez de empezar el día con cosas que tenemos que hacer, ¿por qué no empezar con una lista de cómo queremos SER hoy?
¿Por qué no hacemos un pequeño experimento?  Podemos usar la lista cómo una herramienta para ¨resetear¨ nuestro día cuando nos sentimos mal.  Leyendo y recordando cómo hemos elegido SER ese día.  Se puede hacer una lista nueva todos los días o usar la misma durante un periodo de tiempo.  ¿Lo probamos durante una semana y comprobamos si altera el estado de nuestro bienestar y nos hace sentir más felices?

Comparto mi lista con vosotros. 

Hoy elijo, quiero y voy a ….

  • amar incondicionalmente, aceptar a otros y a mi misma por quienes SOMOS
  • tener el corazón abierto a nuevas experiencias, personas, ideas, a la vida en general
  • provocar, romper con el status-quo, esquemas preestablecidos, creencias limitadoras

¿Os animáis?

Palabras

¨Las palabras son la voz del corazón¨
– Confucio

Perfectamente Imperfectos

Hoy empiezo un curso con la Dra. Brené Brown titulado, ¨Los Regalos de la Imperfección¨.  Es un tema que siempre me ha gustado y creo que será una experiencia muy enriquecedora.  Tiene una charla EXTRAordinaria en TED, os dejo con el link.
Para celebrar mi imperfección, decidí hacer este cartel.  Paco, mi marido, dice que estoy loca.  Yo digo que SÍ, y ¿no lo estamos todos un poco?  No conozco a nadie que sea ¨normal¨ o ¨perfecto¨ y si se lo creen, han hecho un buen trabajo de auto-engañarse. 
Empiezo mi año de ¨ELIJO AMOR¨ cargada de energía y preparada para seguir en el camino de amarme y aceptarme tal y como soy.  El reconocer que no soy perfecta, que tengo días buenos y malos, kilitos de más, miedos, incertidumbres y que a pesar de todo ello, nada cambia quien SOY.  Es aceptarme porque SOY y por ese simple motivo me lo merezco.  Esto es el AMOR INCONDICIONAL del que hablaba el psicólogo Carl Rogers.

Así que en este año donde la peluquera me ha dicho que he perdido keratina y el óptico que he perdido vista, yo os digo que he perdido muchas cosas, pero no el sentido del humor y las ganas de seguir mejorando como ser humano.  Las ganas de seguir creando mi mejor ¨yo¨, no desde el perfeccionismo, sino desde esa necesidad que tenemos todo ser humano de mejorar, desde la aceptación y el amor incondicional a mi misma.  

Dándome cuenta de que todos somos PERFECTAMENTE IMPERFECTOS y recordándome que NO SOY PERFECTA, SOY TERESA.

Original o de Serie

¨Nacistes original.  No te mueras una copia.¨ – John Mason
Esta frase me ha recordado a un anuncio de una marca de coches que escucho en la radio.  Más o menos dice, tal coche para los que tienen personalidad de serie.  
Y me pregunto, ¿Quién quiere tener una personalidad de serie? 
Acaso la sociedad no nos ha vuelto una copia, y es eso precisamente de donde tenemos que salir para volver a ser ¨nosotros mismos¨, ORIGINALES.  O quizás ahí esté el problema, y de ahí que esta marca de coches sepa el secreto.  Solo hay que andar por la calle y ver como van vestidas la gente.  Todos con las mismas botas, los mismos colores, las mismas ropas, COPIAS.  ¿Por qué?  Porque se lleva, porque te sientes parte del grupo, porque si eres ORIGINAL serás diferente, y puede que no te acepten.   
Este camino de ser uno mismo tiene sus momentos de dolor y de satisfacción. Hay momentos de mucho miedo, incertidumbre y confusión.  No es fácil desprenderse del caparazón que hemos ido creando durante años.  Algunos mueren y nunca lo consiguen. 
Hummm…. ¿Y tú que eres? ¿De serie u original? 

Aceptar para Cambiar

La paradoja curiosa es que cuando me acepto tal como soy, entonces es cuando puedo cambiar.
– Carl Rogers

Esta siempre ha sido una de mis frases favoritas, la tuve apuntada en un papel, colgado al lado de mi ordenador durante muchos años.  Me gustaba, me atraía, lo había estudiado, sabía la teoría, pero no me había enterado de nada. Hasta que un día, lo experimenté, lo sentí, lo viví, lo entendí. ¡Os puede afirmar que es verdad!  Fue uno de los momentos más bonitos de mi vida, a pesar de que fue provocada por una situación muy dolorosa.  Un momento de aceptación completa de quien y cómo era.

Fue un momento de …. entendimiento profundo, PAZ y mucho AMOR.

No nos engañemos, no existe!

¨No tengas miedo a la perfección, nunca la alcanzarás.¨ 
Salvador Dali

Pretty

Esta es una brillante reflexión sobre el valor que nuestra sociedad le da a la belleza.
Os traduzco el último párrafo del poema….
Esto, esto es sobre la hija que algún día tendré.  Cuando te acerques a mi, ya llena de inseguridades, suplicando, ¨Mamá, ¿Seré guapa?, ¿Seré guapa?  Te borraré esa pregunta de tus labios, como si fuera un pintalabios barato y te diré, ¡No! ¡La palabra “guapa” no es merecedora de todo lo que tú serás, y ninguna hija mía estará contenida en cinco letras!
Serás muy inteligente, muy creativa, muy asombrosa.  Pero tú, nunca serás simplemente “guapa”.
Pretty
When I was just a little girl, I asked my mother, “What will I be? Will I be pretty? Will I be pretty? Will I be pretty? What comes next? Oh right, will I be rich?” Which is almost pretty depending on where you shop. And the pretty question infects from conception, passing blood and breath into cells. The word hangs from our mothers’ hearts in a shrill fluorescent floodlight of worry.
“Will I be wanted? Worthy? Pretty?” But puberty left me this funhouse mirror dryad: teeth set at science fiction angles, crooked nose, face donkey-long and pox-marked where the hormones went finger-painting. My poor mother.
“How could this happen? You’ll have porcelain skin as soon as we can see a dermatologist. You sucked your thumb. That’s why your teeth look like that! You were hit in the face with a Frisbee when you were 6. Otherwise your nose would have been just fine!
“Don’t worry. We’ll get it all fixed!” She would say, grasping my face, twisting it this way and that, as if it were a cabbage she might buy.
But this is not about her. Not her fault. She, too, was raised to believe the greatest asset she could bestow upon her awkward little girl was a marketable facade. By 16, I was pickled with ointments, medications, peroxides. Teeth corralled into steel prongs. Laying in a hospital bed, face packed with gauze, cushioning the brand new nose the surgeon had carved.
Belly gorged on 2 pints of my blood I had swallowed under anesthesia, and every convulsive twist of my gut like my body screaming at me from the inside out, “What did you let them do to you!”
All the while this never-ending chorus droning on and on, like the IV needle dripping liquid beauty into my blood. “Will I be pretty? Will I be pretty? Like my mother, unwrapping the gift wrap to reveal the bouquet of daughter her $10,000 bought her? Pretty? Pretty.”
And now, I have not seen my own face for 10 years. I have not seen my own face in 10 years, but this is not about me.
This is about the self-mutilating circus we have painted ourselves clowns in. About women who will prowl 30 stores in 6 malls to find the right cocktail dress, but haven’t a clue where to find fulfillment or how wear joy, wandering through life shackled to a shopping bag, beneath those 2 pretty syllables.
About men wallowing on bar stools, drearily practicing attraction and everyone who will drift home tonight, crest-fallen because not enough strangers found you suitably fuckable.
This, this is about my own some-day daughter. When you approach me, already stung-stayed with insecurity, begging, “Mom, will I be pretty? Will I be pretty?” I will wipe that question from your mouth like cheap lipstick and answer, “No! The word pretty is unworthy of everything you will be, and no child of mine will be contained in five letters.
“You will be pretty intelligent, pretty creative, pretty amazing. But you, will never be merely ‘pretty’.”