¿Tanto nos cuesta?

¿Tanto nos cuesta dar las gracias?

Entramos en comercios todos los días a comprar
y…no nos dan ni las gracias.
Mi hijo se encuentra 50 euros, se los devuelve al señor
y…. no le da ni las gracias.
Mi hijo mayor alquila un videojuego, por error vienen dos juegos en la carcasa,
cuando lo devuelve se lo comenta a la dependienta
 y ……no le da ni las gracias.
Una mujer se tira a la piscina para sacar a un niño que se está ahogando, se lo lleva a la madre
 y…. no le da ni las gracias.
¿Soy yo o algo no marcha bien?
¿Tan dificil es usar una sola palabra? 
¿Cómo hubieran cambiado estas situaciones con una simple palabra?
¿Cómo reaccionarán estas mismas personas cuando les vuelvan a ocurrir lo mismo?
 ¿Devolverán el dinero, el videojuego, volverán al mismo comercio?
Es muy simple dar las gracias, sin embargo seguimos sin hacerlo.
¡Como cambiaría todo con una sola palabra…..GRACIAS!

Amar y Conocer

¨Quien no conoce nada, no ama nada.
Quien no puede hacer nada, no comprende
nada.  Quien nada comprende, nada vale.
Pero quien comprende también ama,
observa, ve… Cuanto mayor es el conocimiento
inherente a una cosa, más grande es el amor…
Quien cree que todas las frutas maduran al
mismo tiempo que las fresas nada sabe acerca
de las uvas.¨
– Paracelso

Coherencia

Ayer estuve en la consulta de un médico y me encontré con este cartel.  Aunque me gusta mucho (ya sabéis la importancia que le doy a una sonrisa, el reírse, el disfrutar del camino y la felicidad), saqué esta foto por otro motivo completamente diferente.
Que simple es poner un cartel en la pared, teorizar y predicar.  Sin embargo, que difícil es practicarlo.  Ese paso de decirlo a hacerlo, marca toda la diferencia.  Salir de la cabeza y pasar a la acción. 
¿Cuántas veces nos ocurre esto?  Personas que dicen una cosa y hacen otra.  ¿Dónde está la coherencia?  ¿A quién engañan?
Mi consejo:
No solo prediques el mensaje: VÍVELO!
Es mucho más divertido :-)).