¿En qué momento…?

Mi ¨I like¨ de esta semana es una pregunta….

¿En qué momento
 te diste cuenta
 que eras especial?

La Señal

¨Si estabas esperando una señal, aquí está.¨

Esta es mi cosa favorita de la semana. 
¿Cuántas veces andamos esperando que ¨algo¨ ocurra para empezar? 
¿A qué esperamos? 

El Ser Humano es…EXTRAordinario

Esta semana tuve la gran suerte de presenciar un acto de bondad y generosidad que me volvió a reafirmar la creencia que tengo de que el ser humano es EXTRAordinario.

Hay una cosa en la que creo e intento aplicar en mi vida. Pienso que todos los que hayamos vivido y superado adversidades (o sea TODOS), tenemos un DEBER (una palabra que no suelo usar, pero que aquí lo creo así) con la sociedad de ayudar a esas personas que tengan el mismo problema y todavía no hayan sabido salir de él.

Emprender es de valientes, y no nos engañemos, es difícil. Aparte de los obstáculos (de los que todos ya somos conscientes y no veo necesario repetir, porque como dice Einstein, es exaltarlo), tenemos otro gran obstáculo del que no se suele hablar, NOSOTROS MISMOS. Nos da miedo decir ¨que tenemos miedo¨ o que todo ¨nuestro sueño¨ no va de color de rosa. ¿Y esto con quién lo compartes? Y, ¿cómo te enfrentas a ello?

Dicho esto, os cuento…..

Esta semana estuve con la Cámara de Comercio de Cádiz impartiendo un taller a un grupo maravilloso de emprendedores. Personas a las que admiro porque a pesar de la que está cayendo son capaces de soñar y de seguir sus sueños. Personas VALIENTES.

Al terminar mis talleres suelo dar un pequeño obsequio a las personas que tienen esa actitud proactiva que fomento. Es una moneda con un árbol. Un símbolo que para mi representa mi trabajo. Trabajar las raíces, para reforzar el tronco, para que ellos solos…..florezcan.

Este detalle no lo doy como un amuleto. No creo en los amuletos, nuestra suerte nos la creamos nosotros mismos, pero si es un anclaje para recordar que ¨es posible¨.

Rifé la moneda y le tocó a una emprendedora. Se la di y le deseé muchísima suerte en su proyecto.

Ya empezaba a concluir el taller cuando una de las participantes me pidió que si podía decir algo. Era una empresaria con esa ACTITUD EMPRENDEDORA de la que hablo, y a quien conozco desde que empecé mi propio camino de emprender. Durante estos años la he visto como un ejemplo de perseverancia, persistencia y de seguir luchando a pesar de los obstáculos. Realmente un ejemplo de persona y empresaria que nunca ha perdido la sonrisa y la ilusión.

A continuación, sacó de su bolso la moneda y dijo algo por estas líneas; ¨esto me lo dio Teresa hace dos años en un taller y ya ha cumplido su función. Así que hoy me gustaría dárselo a otra persona.¨ Se levantó y se lo dio a otra emprendedora del grupo a quien le pareció que le podría ayudar.

Yo sabía cuanto significaba la moneda para ella, me lo había comentado en varias ocasiones. Me pareció un acto de inmensa generosidad desprenderse de algo tan preciado para ella para dárselo a una total desconocida. Fue un acto de AMOR, de ese amor del que tanto me gusta hablar.

Para mi, en ese preciso momento todo tuvo sentido, las piezas me encajaron, entendí que a pesar de que me encuentro con toda clase de personas (y no todas son buenas), que había que SEGUIR.

Dice una amiga mía que todas las cosas importantes empiezan con ¨A¨ – Amistad, Amor y su Antonio :-)). Y estoy totalmente de acuerdo con ella, y hoy añado otro nombre a esa lista….África.

Querida África, GRACIAS, desde el fondo de mi corazón, por recordarme que…..

¡El ser humano es EXTRAordinario!

y que

 ¡tú eres EXTRAordinaria!

Ternura

“No hay nada más fuerte que la ternura, y nada tan tierno como la autentica fuerza.”
–  Ralph W. Sockman

A ver cuando nos enteramos…

A ver cuándo nos enteramos……

 ¡Esta no es la forma de motivar a alguien para que cambie! 

Sin embargo es un estilo que suelo ver mucho (en los colegios y los entornos laborales).  ¿Realmente nos creemos que humillando a alguíen le vamos a hacer cambiar?  No hay que ser un experto en motivación, conducta humana, ni psicología, solo hay que ser un poco humano

Esta campaña contra la obesidad infantil solo hará daño. Aunque no dudo que a corto plazo no consigan algunos resultados esperados, pero, ¿A qué coste? y ¿Cuánto durará?  A la larga, esto solo humilla.  Es realmente triste.

¡Hay otras formas de motivar!

Y me pregunto, ¿Por qué no …………………………………………………………………………………..

….tendemos una mano?
….escuchamos?
….practicamos empatía?
….descubrimos sus motivaciones?
….averiguamos sus intenciones positivas?
….nos preocupamos por sus necesidades?
….les ayudamos con su dolor?
….dejamos de humillar?
….practicamos compasión?
….nos queremos un poquito más?

¡Ya está bien, dejemos de hacernos daño!

Otra vez…

¨Cuando dudas, sé tú mismo.¨
– Simon Sinek
Hay mensajes que repito, pero por mucho que las leo y digo, nunca es bastante.
Que fácil es olvidarlo cuando nos metemos en esta ¨supuesta realidad¨ en la que vivimos.

Yo Soy Yo

No se me ocurre mejor forma de empezar el año nuevo
 que con las palabras de una de mis favoritas – Virginia Satir.
YO SOY YO

¨En todo el mundo, no hay nadie exactamente como yo. Hay personas que tienen algunas partes que se parecen a mí, pero nadie es idéntico a mí, por lo tanto, todo lo que sale de mí es auténticamente mío porque yo sola lo elegí.

Todo lo mío me pertenece –cuerpo, incluyendo todo lo que este hace; mi mente, incluyendo todos sus pensamientos e ideas; mis ojos, incluyendo las imágenes que perciben; mis sentimientos, cualesquiera que estos puedan ser- coraje, alegría, frustración, amor, desilusión, excitación; mi boca, y todas las palabras que salgan de ella, agradables, dulces o bruscas, justas o injustas; mi voz, fuerte o suave; y todos mis actos, sean estos para otros o para mí misma.

Me pertenecen mis fantasías, mis sueños, mis esperanzas, mis temores. Me pertenecen todos mis triunfos y éxitos, todos mis fracasos y errores. Porque todo lo mío me pertenece puedo llegar a familiarizarme íntimamente conmigo misma. Y al hacer esto puedo amarme y aceptarme, y aceptar todas las partes de mi cuerpo.

Entonces puedo hacer posible que todo lo que me pertenece trabaje para lograr lo mejor para mí. Sé que hay aspectos de mí misma que me confunden, y otros que no conozco. Pero mientras me conozca y me ame puedo buscar valerosamente y con esperanza la solución a mis confusiones y la forma de conocerme más. La forma como luzca, como suene para los demás, lo que diga o haga, lo que piense y sienta en un momento determinado, soy yo. Esto es auténtico y representa donde estoy en este momento.

Cuando más adelante analice cómo lucía y sonaba, lo que dije e hice, y cómo pensé y sentí, algo parecerá no encajar.

Puedo descartar lo que parece no encajar, y conservar lo que sí encajó, e idear algo nuevo para reemplazar lo que descarté. Puedo ver, oír, sentir, pensar, hablar y actuar. Tengo los instrumentos para sobrevivir, y para acercarme a los demás, para ser productiva y para hacer sentido y sacar del mundo a las personas y cosas ajenas a mí. Me pertenezco y por lo tanto puedo manejarme.

Yo soy yo.
Y yo estoy bien.¨