Fuerza y Vulnerabilidad

¨La fuerza viene de saber que podemos ser vulnerables.  La vulnerabilidad viene de
pensar que siempre somos fuertes.¨
– Simon Sineck

Eres Imperfecta

“Eres imperfecta, permanentemente e
inevitablemente no perfecta.
  Y eres preciosa.¨ 
— Amy Bloom

Esas Personas Especiales…

 

Todos tenemos a esas persoas especiales en nuestras vidas. Ya sabéis, esas personas que te dejan huella, esas personas que tienen un brillo especial, esas personas que te engrandecen con solo haberles conocido.

Normalmente son seres queridos: famila o amigos, pero algunas veces, de esas veces mágicas se te cruza en tu vida ese completo desconocido que te cambia.
Tengo la gran suerte de que, por el trabajo que tengo, me encuentro con muchas personas especiales. Pero hoy quiero compartir con vosotros algo que me sucedió hace ya casi un año y medio.  Será porque vuelvo a estar en Guadalajara donde me ocurrió o será porque estoy un poco sentimental porque sé que este es mi último curso aqui y no sé cuando volveré a verle.

Os cuento…

Estaba dando un curso en Guadalajara cuando me llegó una noticia muy mala.  Me encontraba a cientos de kilómetros de casa y totalmente sola.  Llamé a mi marido (si, si, mi Paco) para contárselo pero no estaba en casa, así que llamé a mi amiga  Blanca (si, si, mi amiga del alma Catalana) para hablar con ella.  Después de una hora al teléfono y de un llanto desconsolado mi querida amiga consiguió calmarme. Al rato grande de haber colgado, cuando ya pensé que estaba bien, me lavé la cara y bajé a cenar.  No tenía hambre, pero sabía que si no comía me pondría peor.

Al acercame a la barra de la cafetería del hotel, me preguntó el camarero qué quería cenar.  No recuerdo mucho, solo sé que se me doblaron las piernas y sentí un tremendo mareo.  Al mirar para arriba, me preguntó el camarero, ¨¿estás bien?  Le contesté que sí con la cabeza porque no me salían las palabras.  En ese instante el camarero me tocó levemente el brazo, me miró profundamente a los ojos y me dijo ¨te vas a sentar donde te sentaste anoche y te voy a traer una tortilla de gambas para cenar, lo mismo que he cenado yo esta noche¨.  Y eso fue todo, no hablamos más.

No recuerdo mucho de esa noche, solo recuerdo su mirada y lo que me hizo sentir.

Al pagar le dejé una de mis tarjetas de Gracias con una nota escrita detrás. Al día siguiente, cuando me marchaba del hotel le saludé desde lejos y le dije GRACIAS.

El tiempo pasó y volví a Guadalajara, al mismo hotel, volvi a ver a mi querido amigo.  A un amigo que no conocía.  Una persona especial con quien solo había compartido unas cuantas palabras. Desde ese día he compartido con él cuatro visitas a su hotel y puedo decir que hemos creado una bonita amistad.

Hoy, dentro de un rato, bajaré otra vez a cenar con él, al igual que esa primera vez.  Pero HOY será para compartir risas, alegría y palabras que enriquecen el corazón.

A ti, mi querido amigo de Guadalajara, el que en un momento tan necesario me regalaste esa mirada de ternura, esa comprensión que tanto me hizo falta.  A ti, por hacerme sentir querida en uno de los peores momentos de mi vida.  A tí, Alberto, que tu nombre empieza con la letra ¨A¨ al igual que el Amor que senti esa primera vez que nos conocimos.
Gracias, por recordarme que…..¡el SER HUMANO ES EXTRAORDINARIO!