Con que Poquito…

Con que poquito…….se dice tanto.

Hace un tiempo asistí a un congreso donde impartía una ponencia un amigo junto a un colega suyo. Al entrar en la sala se acercó su colega a mi y me presenté, él me atendió con mucha simpatía y alegría hasta que llegó mi amigo y le dijo, esta no es la Teresa que tú te pensabas. En ese momento el otro dijo ¨ah¨, se dió la vuelta y se fué sin mas. (Sin comentarios!)

El otro día me pasó algo muy parecido, pero con un final muy diferente. Había terminado un curso y me dirigí al hotel. Cuando llegué le di al ascensor, al abrir la puerta del ascensor me saludó un hombre con una sonrisa muy grande y me dice ¨Te estábamos esperando. Te he visto desde la ventana y he querido bajar a darte la bienvenida.¨ A lo que yo le respondí, ¨Creo que te has equivocado de persona, no soy quien esperabas.¨ Su respuesta, ¨No eres ….tal¨, la mía ¨no¨. Y a continuación y sin pensárselo dos veces me preguntó cómo me llamaba y a qué planta iba. Seguimos hablando y riendo sobre lo que había ocurrido, me llevó el bolso del ordenador a mi habitación y me dio una cálida bienvenida al hotel.

Cuando se fué me quedé pensando, me recordó a ese día en la sala del congreso y como me sentí.

Con que poquito se dice tanto!

Mi reflexión personal: Cuidemos estos pequeños (grandes) detalles, marcan TODA la diferencia.