Una Cicatriz es mucho más que una Cicatriz

¨Una cicatriz significa que fui más fuerte que aquello que intentó dañarme.¨

– Anais Nin

Según la RAE, una cicatriz es una señal o marca que se queda después de cerrarse una herida o una impresión profunda y duradera que deja un hecho doloroso. ¿Qué os parece si nosotros, por eso de ser inconformistas, ampliamos esa definición? Podríamos añadir que una cicatriz es una muestra de que hemos pasado por un dolor, hemos superado el sufrimiento y aquí seguimos. Es el lugar donde se forja nuestro carácter. Es un recuerdo de que somos capaces de salir de mucho más de lo que creemos. En dos palabras es un ¨yo pude¨ y si se plantea alguna otra adversidad nos recordará que ¨yo podré¨. Visto de esta manera, una cicatriz es una señal de esperanza para nosotros y para los que nos conocen.

 

Desde pequeños nuestras familias, amigos y la cultura que nos rodea nos enseñan de una manera explícita o implícita que no debemos de mostrar nuestras cicatrices. Al fin y al cabo, las cicatrices son feas y por que no esconderlas mejor o maquillarlas para que cara a la galería no se vean.

 

De cierta manera, lo entiendo. Existe mucho miedo de mostrar nuestra vulnerabilidad, aquello que nos ha herido en lo más profundo. Al mostrar nuestras cicatrices nos exponemos al rechazo social, al que dirán, a las miradas y a los cuchicheos.

 

Sin embargo, TODOS tenemos cicatrices, ya sean visibles o no. Algunas son unos puntos en la rodilla por esa caída en bici y en otros casos es un tajo en el corazón por una traición. Pero al final todas son cicatrices.

 

Y me pregunto, ¿no deberían de ser algo de lo que nos sintamos orgullosos? Detrás de cada cicatriz hay una historia de superación, de resiliencia. Deberíamos de llevarlas como medallas de VALOR.

 

Con esto no digo que todos debemos mostrar nuestras cicatrices. Principalmente porque no todo el mundo se ha ganado el derecho de escuchar nuestra historia. Por otro lado, el sufrimiento y el dolor es mejor contarlo una vez que se haya cicatrizado la herida y no antes. Y otras veces, y por qué no, simplemente por que no queremos contarlo.

 

Mi reflexión para esta semana es, cuando alguna adversidad nos azota, tenemos la necesidad de darle un sentido a lo que nos ha ocurrido, a nuestro dolor. ¿Cómo convertimos esa cicatriz en algo que merezca la pena y no en algo que de pena?

 

Personalmente, de mis adversidades, la única respuesta a la que llego una y otra vez y que a lo largo de mi vida me ha llevado a una misma conclusión, la de ayudar a otros. Es el único sentido que le he encontrado a tanto sufrimiento.

 

Espero que compartiendo mis aprendizajes y cicatrices os pueda ayudar de alguna manera a vosotros con las vuestras.

 

xo…t

 

#lifelesson #lifelesson2 #schooloflife #lessonslearned #resiliencia #cicatrices #esperanza #autoeficacia