Buscar lo Bueno

sebuscaimagenes.com

¿Cuantas veces nos fijamos en las cosas buenas que nos ocurren? ¿Cuantas veces le decimos a un dependiente, empleado o ser querido lo que agradecemos su esfuerzo?  Sin embargo, con que facilidad nos quejamos de TODO. Estamos condicionados para fijarnos en lo que falta y no vemos la perfección de lo que ya tenemos.  Por este motivo he creado esta categoría titulada EXTRAordinario para compartir esas cosas positivas que nos ocurren.  Compartiré historias que, aunque muchas veces serán simples detalles, demuestren que…EL Ser Humano es Extraordinario.

Si tenéis alguna historia que queráis compartir, estaría encantada de leer y compartirlo.

Empiezo contando algo que me ocurrió a finales de junio…

Tenía un taller que impartir con la Cámara de Comercio Cádiz en Puerto Real.  Llegué temprano, preparé todo para el taller y aún me sobraba casi una hora.  Como hacía mucho calor y me sentía con la tensión un poco baja, decidí acercarme al bar para tomarme un refresco. El bar más cercano era el de un pequeño hotel cerca de la Cámara.  Entrando en el bar se me pasó un pensamiento por la cabeza…¿Llevo dinero?  Creo que todos que no viváis solos os habrá pasado alguna vez, vas a la cartera y te das cuenta que tu hijo se ha llevado los últimos 20 Euros que tenías para comprar algo y se le olvidó devolverte el cambio. 

Ahora tenía un dilema, me vuelvo sin tomarme nada (os prometo que me muero de vergüenza de contar esto,  pero me veo obligada a compartirlo por lo bueno que es) o le pregunto a la camarera si puedo pagar con tarjeta.  Y así hice (en otro momento de mi vida hubiera preferido morirme de sed, pero ya voy aprendiendo a pedir lo que me hace falta).  La camarera me dijo que se lo preguntaría al dueño y a los dos minutos se acercó un señor mayor y me preguntó que quería tomar.  Le comenté lo que me ocurría y me dijo, ¨Te invito¨.  Me negué rotundamente, pero tanto insistió que terminé por tomarme el refresco y quedé eternamente endeudada a este señor.
Caminando de vuelta a la Cámara repasaba lo que había ocurrido.  Este señor, con este detalle, había creado un cliente fiel quien le irá contando a todos el buen trato que recibió.  Para septiembre vuelvo a impartir otro taller en la Cámara de Comercio en Puerto Real.  ¿Podéis adivinar donde voy a ir antes del taller?
Qué os puedo decir…El Ser Humano es Extraordinario!
Para los curiosos este es el link del hotel – http://www.hotellascanteras.es/index.htm