No Más FELPUDO!!!

¿Qué es lo que llamas a una persona que da y da y no recibe nada a cambio?  ¿Un generoso? NO, es un felpudo!!! Muy fuerte, ¿no os parece?  A mi sí, pero quizás por eso mismo, sea una buena palabra para llevarnos a reaccionar.


La generosidad no está en dar y dar sin recibir nada a cambio, eso es abuso.  No es adaptarnos al otro sin que él se adapte a nosotros, eso es complacencia. No es una relación unidireccional, eso es falta de respeto.  No es ayudar para crear una dependencia, eso es manipulación.


En este precioso mundo lleno de personas EXTRAordinarias,  también existen y conviven personas malas, personas aprovechadas, narcisistas y manipuladores. Esto es una realidad que no podemos ignorar.  Por eso tenemos que aprender a torear y pararles los pies a más de uno, a no TOLERAR los abusos.  Tenemos que aprender a ser generosos con los que responden con respeto y a ¨los otros¨, ni agua!


Nosotros somos los que les enseñamos a ¨los otros¨ a respetarnos. Primero es el respeto a uno mismo. Si les seguimos diciendo SI a todo, no nos estamos valorando ni nosotros mismos.  Tenemos que ganar nuestro respeto diciéndoles NO a los que abusan de nuestra generosidad.  Es aprender a decir NO o a aceptar que nos pisoteen y ser un FELPUDO.  Es darnos cuenta que tenemos que responsabilizarnos de cómo ¨los otros¨ nos tratan y que es uno mismo el que permite que ocurra el ¨Efecto Felpudo¨.  No es responsabilidad de ellos,  es la nuestra.


Adoptemos el mantra de NO MÁS FELPUDO! ¨ ¡Está en nuestras manos!

El Virus de ¨LOS OTROS¨…!!!

Ya sabéis, esas personas que todos tenemos en nuestras vidas.

 

Esas personas que:

 

…nos arrastran.

…parece que les da rabia verte feliz.

…no nos aportan nada positivo, solo sufrimiento.

…intentan mantenerte por debajo de ellos.

…quieren reflejar sus miedos e inseguridades en nosotros.

…intentan menospreciar nuestros logros.

…critican nuestras ideas y después te las copian.

…no soportan vernos ¨brillar¨.

 

Lo podríamos decir de muchas formas, pero ¨a palabras necias, oidos sordos¨.

 

Ante ¨Los OTROS¨, haz como en esta canción, tápate los oidos y ve al ritmo de tu propio tambor.

 

Ante el virus de ¨Los OTROS¨ tú tienes la vacuna, se llama ELEGIR no rodearte de ellos.

Con que Poquito…

Con que poquito…….se dice tanto.

Hace un tiempo asistí a un congreso donde impartía una ponencia un amigo junto a un colega suyo. Al entrar en la sala se acercó su colega a mi y me presenté, él me atendió con mucha simpatía y alegría hasta que llegó mi amigo y le dijo, esta no es la Teresa que tú te pensabas. En ese momento el otro dijo ¨ah¨, se dió la vuelta y se fué sin mas. (Sin comentarios!)

El otro día me pasó algo muy parecido, pero con un final muy diferente. Había terminado un curso y me dirigí al hotel. Cuando llegué le di al ascensor, al abrir la puerta del ascensor me saludó un hombre con una sonrisa muy grande y me dice ¨Te estábamos esperando. Te he visto desde la ventana y he querido bajar a darte la bienvenida.¨ A lo que yo le respondí, ¨Creo que te has equivocado de persona, no soy quien esperabas.¨ Su respuesta, ¨No eres ….tal¨, la mía ¨no¨. Y a continuación y sin pensárselo dos veces me preguntó cómo me llamaba y a qué planta iba. Seguimos hablando y riendo sobre lo que había ocurrido, me llevó el bolso del ordenador a mi habitación y me dio una cálida bienvenida al hotel.

Cuando se fué me quedé pensando, me recordó a ese día en la sala del congreso y como me sentí.

Con que poquito se dice tanto!

Mi reflexión personal: Cuidemos estos pequeños (grandes) detalles, marcan TODA la diferencia.

Somos Historias…

Siempre me han fascinado las historias. Cada uno de nosotros tenemos la nuestra propia, historias que han moldeado quienes somos, cómo vemos el mundo y cómo lo interpretamos. Observa, escucha, mira a tu alrededor. Todo habla y cuenta una historia. Estamos continuamente contantando y escribiendo nuestra historia: con la manera de movernos, con el brillo (ó no brillo) nuestros ojos, con las arrugas alrededor de nuestros ojos, con nuestra manera de vestir, en el tender o no tender una mano, con ese acto de egoisimo o bondad, con la expresión de nuestras emociones, con como mezclamos esas 27 letras, con los siliencios, las creencias que vamos dejando caer, etc.
Read More

Control???

Nada mejor que un poco de sentido de humor para aprender una lección muy importante.  Me identifico totalmente con la foto.  Después de tres tratamientos de keratina la peluquera me ha dicho que mi pelo es ¨indomable¨!

Hay situaciones en nuestra vida que por mucho que no nos guste, tenemos que aceptar que las cosas son como son.  Puedes hacer todo lo que está en tus manos, pero llega un momento en el que ya no puedes hacer nada más.  En ese momento podemos elegir seguir luchando y gastar energía en algo que ya no tiene sentido, o aceptar para seguir nuestro camino en paz y sin sufrimiento.

Así que desde ahora en adelante, cuando mire mi pelo ¨indomable¨ recordaré esta importante lección: no podemos controlar todo, cuanto antes lo aceptemos más felices seremos.

NO dejes que…

No dejes que te digan…

Siempre me ha fascinado con que facilidad algunas  personas te dan consejos.  No suelo dar consejos o decirles a otros lo que tienen que hacer, creo que con claridad mental (y esto es lo que sería interesante ayudar a la persona a conseguir) todos somos capaces de llegar a nuestras propias conclusiones sobre lo que es mejor para nosotros. 

A lo mejor es la edad, pero cada vez tengo menos tolerancia con algunos temas.  Y muy en especial cuando escucho a personas dar consejos sobre temas que ni ellos mismos tienen resueltos.  Pero lo peor y el peligro está, en que muchas veces les escuchamos y hasta llegan a influir sobre nosotros.
Ante estas personas me pregunto:

¿Quién les ha pedido consejos? y ¿Quién les han hecho los expertos?  Y aunque lo sean, ¿quién ha dicho que lo que les funciona a ellos me va a funcionar a mí? 

La siguiente es una lista, y os animo a que añadáis las frases que se os ocurran, de barbaridades que llegan a comunicarnos:

Todas mis relaciones íntimas han fracasado, pero esto es lo que tienes que hacer para arreglar la tuya.

Mis hijos están desmadrados, pero esto es cómo debes de educar a los tuyos.

Nunca he hablado en público, pero esto es lo que tú tienes que hacer para mejorar.

Vivo una vida de ¨voy tirando¨ o ¨ahí voy¨, pero te digo cómo debes de VIVIR la tuya.

Nunca he tenido el valor para seguir mi sueño, pero ten cuidado que ¨la cosa está muy mala¨ y no vas a conseguir el tuyo.

No tengo ni idea de lo que es SER HUMANO, pero te lo voy a contar.

He fracasado en mis intentos de crear una empresa, pero así es cómo tienes que dirigir la tuya.

Nunca he pisado los EEUU, pero deja que te diga como son los americanos. (Jajajaja, vale este es personal).

Deja que te diga lo que es el amor, la empatía, la escucha y la compasión, pero no te lo demuestro con mis acciones.

Y uno de mis favoritos y al que no me resisto de comentar sobre ello:

¡Tú estás loco! 

Loco por salir de tu zona de confort, loco por seguir tu sueños, loco por atreverte, loco por no conformar con la manada, loco por VIVIR tu vida a tu manera, loco por ser tu mismo.

Cuando estudiaba psicología recuerdo que una de mis profesoras me decía que todos estamos un poco locos.  Y cada día que pasa lo tengo más claro:  Todos tenemos nuestro punto de locura y además pienso que es bueno!

Según dice el Instituto Nacional de Salud Mental de los EEUU a un 46.4% de las personas se les podría diagnosticar con algún trastorno mental a lo largo de su vida.  Así que parece ser que ¨oficialmente¨ casi la mitad de la población estamos locos. 

Pero resulta que estar loco no está tan mal y hasta estamos en buena compañía.  Martin Luther King Jr. y Gandhi intentaron cometer suicidio de jóvenes. Está más que documentado que el Presidente Lincoln luchó contra su depresión durante gran parte de su vida. Y creo, y esto ya es una opinión mía personal, que precisamente por este motivo llegó a ser un gran líder.  Las personas que han sufrido son mucho más capaces de empatizar y entender a las otras personas porque han estado en ese lado oscuro y han conseguido salir de el. 

Así que con respecto al punto de locura: aceptémoslo, dejemos de actuar como que somos ¨normales¨, entendamos esas pequeñas idiosincrasias que nos hacen únicos y especiales.  Y…usémoslas a nuestro favor.

La próxima vez que te vuelvas a topar con una de estas personas que tan libremente reparten consejos, mi recomendación (no consejo, porque yo no doy consejos…jejeje) sería:

¡¡¡Ignora lo que te digan y sigue tu voz interior!!!

27 Letras

El abecedario tiene 27 letras.

  27 letras que forman palabras. 
 Palabras que forman frases.  
 Frases que forman y detonan pensamientos. 
 Pensamientos que crean nuestra realidad.

¿Has parado alguna vez a pensar qué haces con tus 27 letras?  Cuantas letras usamos al final del día, de la semana, de los meses, de los años.  Cuantas palabras pensamos, pronunciamos, escribimos.  Letras dando vueltas en nuestras cabezas continuamente, letras buscando compañeros con quien unirse para darles un significado. 
  
¿Quién ha dicho que las palabras no hacen daño? Hay una frase que usaba de pequeña cuando los niños me insultaban que decía  ¨Sticks and stones can break my bones, but words will never hurt me.¨ (Los palos y las piedras pueden partirme los huesos, pero las palabras nunca me harán daño.)  No sé vosotros, pero yo miro hacía atrás y lo que realmente me ha dolido en la vida han sido las palabras.  Es más, diría que hasta el día de hoy, todavía hay palabras que detonan en mi lo más doloroso.  Realmente pueden ser DESTRUCTIVAS.

Cuanto daño se puede hacer con estas 27 letras, cuanto daño podemos hacer usándolas, cuanto daño podemos hacer no usándolas, con el……SILENCIO.

Estas son algunas de mis reflexiones sobre estas 27 letras y las palabras que forman:

Palabras que arrazan, destruyen y aniquilan todo oído que las escuchan
Palabras disparadas con ira, sarcasmo y envidia
Palabras escupidas desde el auto-engaño y la auto-defensa
Palabras sarcásticas que solo revelan la poca auto-estima del que las pronuncia

Palabras que han perdido su significado por su mal uso
Palabras vacías envueltas en cajitas bonitas
Palabras preciosas en bocas de los que no saben lo que significa
Palabras dañinas que no duelen porque están expresadas desde la ignorancia
Muchas palabras que no dicen nada
Palabras que sobran

Palabras de victimismo, rendimiento y derrota
Palabras que no tienen un camino
Palabras que han perdido la esperanza
Palabras lanzadas desde el miedo

Palabras escritas desde el lado más oscuro de nuestro ser
Palabras huecas como los corazones de los que las dicen
Palabras desde la cobardía del que no quiere reconocer su realidad
Palabras dulces que sienten como una daga en el corazón
Palabras de odio que te arrancan el corazón

Palabras ¨no pronunciadas¨ que tanto esperabas y necesitabas

Pequeñas palabras llenas de significado
Una sola palabra que lo dice todo
Palabras que te hacen sentir vivo
Palabras simples que te cambian la vida
Palabras llenas de agradecimiento

Palabras que huelen al jazmin en una tarde de verano
Palabras que saben a ese bombón sorpresa elegido entre tantos otros
Palabras llena de los colores intensos de un atardecer
Palabras que retumban en tu corazón al escuchar un ¨te quiero¨ de esa persona amada
Palabras tan suaves como la piel de un bebé recién nacido

Palabras que cultivan la pasión
Palabras que rebozan sueños, ilusión y alegría
Palabras repletas de valentía y resiliencia
Palabras audaces desde la autenticidad y la vulnerabilidad
Palabras del valiente que elige bajar sus barreras
Palabras bañadas en felicidad

Palabras que curan como una medicina
Palabras cargadas de vitaminas y nutrientes
Palabras que te acarician el alma
Una sola palabra que te llega a la amígdala del corazón
Palabras que te tocan lo más profundo de tu ser

Palabras susurradas desde el corazón….esas palabras que nacen del amor.

¿Qué son estas 27 letras?  ¿Una herramienta de conexión o de destrucción?

Está en nuestras manos como elegimos usarlas.  Lo bonito es que podemos elegir con cuales nos quedamos y cuales dejamos que se las lleve el viento.

Ahora que volvemos al trabajo, a nuestra querida rutina y realidad, para y piensa antes de pronunciar o escribir esas 27 letras. Aprovecha para darle ¨otra voz¨ a esas 27 letras. 

Di lo que tengas que decir, pero recuerda……
El poder de tus 27 Letras

“Porque las palabras del año pasado pertenecen al lenguaje del año pasado
y las palabras del próximo año esperan otra voz.”

-T. S. Eliot 

Amor-ología

No necesitamos teorías tanto como la experiencia, que es la fuente de la teoría. 

 – R.D. Laing

Con esta frase elijo empezar un nuevo reto.  Reflexionando últimamente me he dado cuenta que aunque pueda escribir sobre el AMOR, no sé definir el AMOR. No sé poner en palabras exactamente lo que significa, ni sé expresar exactamente cómo siente.  Creo que la mejor forma de decirlo es que ¨no sé lo que sé sobre el AMOR¨, aunque en el fondo si sé como siente. 

En una misión para entenderlo mejor, he decidido lanzarme a un experimento personal. Practicar el AMOR CONSCIENTE durante 21 días. Dicen que tarda 21 días en crear un nuevo hábito. Nunca he estado de acuerdo con esto. Si fuese verdad toda persona que haya hecho una dieta o dejado de fumar durante 21 días ya tendría el nuevo hábito integrado.

Según un estudio de University College London publicado en el European Journal of Social Psychology demuestra que tarda unos 66 días y pasado esos días, ya has absorbido todo el cambio que puedas integrar, no hay más.  En mi caso elijo los 21 días simplemente por cuestiones personales, nada que ver con los 21 días, solo coincidencia. 

Hoy empiezo un nuevo proyecto personal para, como dice Laing, experimentarlo, para vivir el amor conscientemente, buscando esa fuente que es la experiencia.  Porque de teoría y palabras bonitas ya tengo bastante. 

Es un proyecto que me ilusiona muchísimo y voy con la mente abierta a descubrir lo que surja.  Entiendo que practicar el AMOR CONSCIENTE es todo un reto, un reto GRANDE que exigirá mucho esfuerzo por mi parte. Por ahora, me centraré en el primer paso, concienciarme.  Voy con un objetivo claro:  Entender, desde la experiencia, lo que es el AMOR.  Eliminando las distracciones, para parar a escuchar lo que me dice el AMOR.  Y en momentos complicados guiándome con dos preguntas:

¿Qué haría el AMOR en esta situación?

¿Qué me dice que haga yo?

Hoy Elijo…empezar a estudiar AMOR-OLOGÍA, esta asignatura que nunca tuve, pero que considero obligatoria para todo ser humano.

Nos Conformamos…

Esta semana terminé un taller y una de las participantes dijo lo siguiente…
¨Tenemos los conocimientos para abrir un restaurante de 5 tenedores, sin embargo nos conformamos con solo hacer hamburguesas, y a veces, de las malas.¨
Me impactaron muchísimo sus palabras y me pareció una forma muy bonita de terminar un taller, pero me dejó pensando….
Tenemos los conocimientos, pero no los usamos.
Tenemos una paleta de colores, pero pintamos solo en tonos grises. 
Brillamos, pero escondemos la luz.
Amamos, pero no lo demostramos.
CAUSA….Muchas, pero principalmente por MIEDO.
RESULTADO…..DOLOR

¡Sonríe!

¨No abras un comercio a no ser que sepas sonreir.¨
– Proverbio Judío

Y me pregunto, con lo fácil que es sonreir, con lo poco que cuesta, con el bienestar que nos produce, ¿por qué entro en tantos comercios y no me regalan una sonrisa?

Según Daniel Goleman, “La sonrisa es la más positiva de todas las expresiones emocionales.”  Es la forma más fácil y rápida de conectar con otro ser humano, incluidos los CLIENTES

¡Practiquemos la primera regla de un buen servicio al cliente, y a ver qué pasa!