Corazones Rotos



Hay muchas clases de AMOR.  Quiero compartir con ustedes otra perspectiva del amor, una con la que estoy totalmente de acuerdo.

Creo que no hay forma más bonita de decirlo, así que lo comparto con las palabras del fundador de Love146 (Una fundación contra el tráfico y abuso sexual de niños), Rob Morris.
 
http://vimeo.com/18411626

¿Cuándo merece la pena celebrar un corazón roto?

….cuando cambia el mundo.

¨También hay un lado positivo al que se nos parta el corazón.  A menudo intentamos fortalecer nuestro corazón y protegerlo de que se rompa, simplemente por miedo de lo que podemos encontrar o lo que puede ocurrir.¨

A veces nos duele tanto el corazón que ponemos todo de nuestra parte para evitar que se nos parta.  Pero quizás no deberíamos de evitarlo.  Porque cuando se nos rompe el corazón en un millón de trocitos ¨en ese momento algo ocurre. Es el corazón roto el que nos hace humanos y solo cuando se nos parte, puede salir lo que tenemos dentro. ¿Y a que se parece? …a compasión, amor, justicia, esperanza y acción.  Celebremos un corazón roto porque son los corazones rotos quienes cambian el mundo

¿Sabéis lo que pienso que es VALIENTE? Arriesgarte a que te rompan el corazón, sabiendo que te va a doler. Y a pesar de ello, elegir tirar para adelante porque sabes que cuando se nos rompe el corazón, saldrán todas esas cosas bonitas que tenemos dentro.  Ya sabéis, esas que tanto miedo nos da mostrar y de las cuales quizás no nos atreveríamos a mostrar de no ser por el corazón roto.

Creo que a todos se nos ha partido el corazón por un motivo u otro alguna vez en nuestra vida. Os dejo con una frase para rellenarla vosotros.

A mí se me partió el corazón en un millón de trocitos con o cuando __________________.


Y ahora, ¿qué vamos a HACER con ese corazón partido?

¿Por qué no……aprovecharlo para cambiar el mundo?

Atrévete a Ser Infiel

Cuentan que…..

Vivía en una comunidad espiritual desde hacía meses.  Un día el mentor le llamó y le dijo:
– Estás expulsado.  Lamentablemente, debes abandonar nuestra comunidad.
Indignado, el discípulo protestó:
– Pero ¿cómo es posible? A ver, ¿por qué se me expulsa?
– Por fidelidad.
Entonces el discípulo se encolerizó.
-Jamás he visto que a uno le echen de ningún lado por fidelidad.
-Pues sí – replicó sosegadamente el maestro-.  Se te echa por fidelidad.  Fidelidad a la indolencia, la desidia, la indiferencia, la negligencia.  No he visto jamás a nadie tan fiel a todo ello como tú. Coge tus cosas y vete. Aquí no hay lugar para ti.

Parece ser demasiado común, ¿no os parece?  La pasividad, la indiferencia, el desinterés y la apatía. Y para empeorar la situación, se le añade un puñado grande de quejas.  Cuántos conocemos los que no hacen nada.  Nada de nada, solo quejarse.

Hablaba con una empresaria ayer y me decía que se les debería de cobrar dinero a los que se quejan, y  veríamos lo pronto que muchos dejarían de hacerlo.  El derecho a  ¨quejarse¨ es algo que se gana, y se gana haciendo algo, aportando, añadiendo (consciente de que eso incluirá su buena dosis de fracasos), con un comportamiento constructivo.  ¡El que no hace, que no se queje!

Desde pequeños se ha premiado al niño bueno, el que no habla, el que no molesta, el que no hace.  Sería más interesante premiar actitudes de esfuerzo, perseverancia y atrevimiento. Ya va siendo hora de romper con esas reglas absurdas, salir del conformismo y de esa caja de la que todos hablan.  O mejor todavía, tirar la caja de una vez y por todas.

Así que, hoy os quiero dejar con un mensaje…..

Sal de la Fidelidad….y atrévete a ser INFIEL!

¿En qué momento…?

Mi ¨I like¨ de esta semana es una pregunta….

¿En qué momento
 te diste cuenta
 que eras especial?

A ver cuando nos enteramos…

A ver cuándo nos enteramos……

 ¡Esta no es la forma de motivar a alguien para que cambie! 

Sin embargo es un estilo que suelo ver mucho (en los colegios y los entornos laborales).  ¿Realmente nos creemos que humillando a alguíen le vamos a hacer cambiar?  No hay que ser un experto en motivación, conducta humana, ni psicología, solo hay que ser un poco humano

Esta campaña contra la obesidad infantil solo hará daño. Aunque no dudo que a corto plazo no consigan algunos resultados esperados, pero, ¿A qué coste? y ¿Cuánto durará?  A la larga, esto solo humilla.  Es realmente triste.

¡Hay otras formas de motivar!

Y me pregunto, ¿Por qué no …………………………………………………………………………………..

….tendemos una mano?
….escuchamos?
….practicamos empatía?
….descubrimos sus motivaciones?
….averiguamos sus intenciones positivas?
….nos preocupamos por sus necesidades?
….les ayudamos con su dolor?
….dejamos de humillar?
….practicamos compasión?
….nos queremos un poquito más?

¡Ya está bien, dejemos de hacernos daño!

Un Día

Un día + un día + un día = Muchos Días
Un acto + un acto + un acto = Muchos Actos
Una persona + una persona + una persona =  Muchas Personas
¿Os lo imagináis?
¡Me apunto a un acto de Bondad al día!

Pide AMOR

Todos lo necesitamos, pero que trabajo nos cuesta pedirlo.  Es una de las grandes lecciones que me enseñó mi perrita Chelsea:  pedir AMOR sin miedo a como reaccione el otro.  Os habéis fijado como los perros no tienen ningún problema con pedir una caricia.  La mía cuando no le estoy prestando atención me ladra y se pone boca abajo para que la acaricie. 

Mi recomendación para hoy:  ladra, grita o pídelo con dulzura, pero PÍDELO!
 Y como no podía ser de otra forma, aprovecho para pedir y dar
MUCHO AMOR a todos vosotros.

Sigue Caminando

¿Tienes un sueño?
¿Sabes lo que quieres?
No pares, sigue caminando!!!!!!!

Modelos, Fotos, Nevera

El otro día leí este articulo en el HBR (http://blogs.hbr.org/bregman/2011/08/whos-on-your-fridge.html) y lo quería compartir con vosotros.  Me parece muy interesante lo que propone el autor.

Cuenta como se encontró en el gimnasio con un señor mayor que desprendía mucha energía y entusiasmo. Después de una corta conversación le pidió sacarle una foto para ponerlo en su nevera. No sabía absolutamente nada sobre el hombre, solo sabía que le gustaba como le hacía sentir.

Esto le llevó a la idea de empezar una colección de fotos en su nevera de personas corrientes, de a pie, a las que apenas conoce que le inspiran con alguna cualidad que quiere mejorar en él mismo.

Explica que la idea es muy simplista, pero que en realidad las personas somos más complicadas. Y que lo más seguro es que si conociésemos a fondo a estas personas, quizás nos fijaríamos más en lo negativo y pasaríamos por alto sus cualidades positivas. El hecho de que sean conocidos hace que se pierda todo el encanto.

Los que me conocen saben que siempre recomiendo que busquemos modelos, personas en quienes fijarnos. Recomiendo tener no solo un modelo, sino muchos.  No pretendemos ser como ellos, solo aprender o fomentar en nosotros alguna cualidad que ellos tienen que nos gusta. Personas que tienen un talento o un rasgo que nos gustaría emular. Pueden ser personas conocidas, desconocidas, vivas o muertas. Tú eliges tus modelos.

No hace falta decir que la idea de Bregman me encantó! Aunque debo de admitir que yo no me atrevería a pedirle una foto a un extraño. Así que he empezado una lista. Con personas que me han impactado, sorprendido o tocado de cierta forma. Personas como tú o yo que tienen cualidades que me gustan.

Solo os dejo con una pregunta….

Y vosotros, ¿De quién pondríais una foto en vuestra nevera?

Tres Palabras – ¨Quema los Barcos¨

Cuenta la leyenda que en 1519 Hernán Cortés zarpó desde las orillas de Cuba hacía la provincia del Yucatán para conseguir el  mayor tesoro de la historia del mundo.  Todos sabían que existía, pero durante 600 años nadie había logrado conseguirlo.

500 soldados, 100 marineros, 16 caballos en 11 barcos en busca de oro, plata y joyas. 

Cuando llegaron a las playas de Méjico los soldados esperaban ansiosamente las palabras de su líder, esperaban su estrategia.

Pero Cortés dijo solo 3 palabras.  ¨Quema los barcos¨.  Y eso mismo hicieron, quemaron sus propios barcos. 

¿Y sabéis que?  Algo asombroso ocurrió, lucharon y por primera vez en la historia consiguieron el tesoro.  En realidad no les quedaba otra opción.  O iban a por todas o morían.

Esto me lleva a plantearme unas preguntas.

 ¿Qué hay en nuestras vidas que nos impide conseguir lo que queremos? 
¿Cuáles son los barcos que tendríamos que quemar? 

Hay momentos que tenemos que apostar fuerte, quemar barcos, hacer grandes promesas.  Ponernos en  situaciones donde no tengamos vuelta atrás y donde tengamos mucho en juego.   

Esto nos esfuerza a salir de nuestra zona de confort, a empujarnos un poco más, hacer lo mejor que podemos hacer porque no nos queda otra opción.  Como no tenemos hacia donde correr, eliminamos la opción de huir, de escondernos.

Solo nos queda una opción……..

¡Ir a por todas!

Termina la Frase…

Al ver este video me planteo la siguiente frase.            

Si pudiese vivir mi vida de nuevo…..
¿A qué esperamos para contestarla? ¿A que tengamos 81 años?
¿Por qué no contestarla ahora y empezar a VIVIR?

 Comparto mi respuesta con vosotros.

Si pudiese vivir mi vida de nuevo….

  • me arriesgaría más en todo.
  • haría más locuras.
  • eliminaría de mi vida las personas que me arrastran.
  • no me tomaría las cosas tan en serio.
  • expresaría mi amor más.
  • usaría más las palabras Gracias, Lo Siento, Te Quiero.
  • viajaría más.
  • confiaría en mi intuición.
  • Sería YO a toda costa.
  • me atrevería a equivocarme más.
  • miraría mis miedos a la cara.
  • le diría SI a la VIDA.
  • y…..me hubiera ido a ese concierto de Bob Dylan, aunque hubiera sido sola!

P.D.  Este post lo dedico a una persona que, aunque todavía no haya tenido el placer de conocer en persona, ya siento que la conozco.  Una persona que me ha hecho reflexionar varias veces con sus palabras y desde hace unos días me tiene pensando mucho.

Eso es para ti, CMR.
HAZLO: desinhíbete, grita, sé políticamente incorrecta, salte del tiesto!
¡Sé tú misma!
VIVE