El Ser Humano es…EXTRAordinario

Esta semana tuve la gran suerte de presenciar un acto de bondad y generosidad que me volvió a reafirmar la creencia que tengo de que el ser humano es EXTRAordinario.

Hay una cosa en la que creo e intento aplicar en mi vida. Pienso que todos los que hayamos vivido y superado adversidades (o sea TODOS), tenemos un DEBER (una palabra que no suelo usar, pero que aquí lo creo así) con la sociedad de ayudar a esas personas que tengan el mismo problema y todavía no hayan sabido salir de él.

Emprender es de valientes, y no nos engañemos, es difícil. Aparte de los obstáculos (de los que todos ya somos conscientes y no veo necesario repetir, porque como dice Einstein, es exaltarlo), tenemos otro gran obstáculo del que no se suele hablar, NOSOTROS MISMOS. Nos da miedo decir ¨que tenemos miedo¨ o que todo ¨nuestro sueño¨ no va de color de rosa. ¿Y esto con quién lo compartes? Y, ¿cómo te enfrentas a ello?

Dicho esto, os cuento…..

Esta semana estuve con la Cámara de Comercio de Cádiz impartiendo un taller a un grupo maravilloso de emprendedores. Personas a las que admiro porque a pesar de la que está cayendo son capaces de soñar y de seguir sus sueños. Personas VALIENTES.

Al terminar mis talleres suelo dar un pequeño obsequio a las personas que tienen esa actitud proactiva que fomento. Es una moneda con un árbol. Un símbolo que para mi representa mi trabajo. Trabajar las raíces, para reforzar el tronco, para que ellos solos…..florezcan.

Este detalle no lo doy como un amuleto. No creo en los amuletos, nuestra suerte nos la creamos nosotros mismos, pero si es un anclaje para recordar que ¨es posible¨.

Rifé la moneda y le tocó a una emprendedora. Se la di y le deseé muchísima suerte en su proyecto.

Ya empezaba a concluir el taller cuando una de las participantes me pidió que si podía decir algo. Era una empresaria con esa ACTITUD EMPRENDEDORA de la que hablo, y a quien conozco desde que empecé mi propio camino de emprender. Durante estos años la he visto como un ejemplo de perseverancia, persistencia y de seguir luchando a pesar de los obstáculos. Realmente un ejemplo de persona y empresaria que nunca ha perdido la sonrisa y la ilusión.

A continuación, sacó de su bolso la moneda y dijo algo por estas líneas; ¨esto me lo dio Teresa hace dos años en un taller y ya ha cumplido su función. Así que hoy me gustaría dárselo a otra persona.¨ Se levantó y se lo dio a otra emprendedora del grupo a quien le pareció que le podría ayudar.

Yo sabía cuanto significaba la moneda para ella, me lo había comentado en varias ocasiones. Me pareció un acto de inmensa generosidad desprenderse de algo tan preciado para ella para dárselo a una total desconocida. Fue un acto de AMOR, de ese amor del que tanto me gusta hablar.

Para mi, en ese preciso momento todo tuvo sentido, las piezas me encajaron, entendí que a pesar de que me encuentro con toda clase de personas (y no todas son buenas), que había que SEGUIR.

Dice una amiga mía que todas las cosas importantes empiezan con ¨A¨ – Amistad, Amor y su Antonio :-)). Y estoy totalmente de acuerdo con ella, y hoy añado otro nombre a esa lista….África.

Querida África, GRACIAS, desde el fondo de mi corazón, por recordarme que…..

¡El ser humano es EXTRAordinario!

y que

 ¡tú eres EXTRAordinaria!