Practiquemos el AMOR!!!

Todos los días, a todas horas, cuantas veces podamos, cuanto más mejor, podemos más de lo que creemos…el caso es PRACTICARLO!!!


Sabías que el AMOR
:

  • altera la bioquímica de nuestros cuerpos
  • tiene el poder de alterar la expresión de nuestro ADN
  • literalmente cambia nuestra arquitectura celular
  • nos permite REALMENTE VER a otra persona
  • lo necesitamos como el oxígeno, la comida y el agua
  • como emoción que es, dura un máximo de cuarentitantos segundos
  • es como un motor que nos impulsa.
  • expande nuestro cerebro, nuestra mirada
  • nos hace más RESILIENTES
  • nos conecta con otros y produce felicidad y bienestar
  • nos abre y ayuda a ser mejores SERES HUMANOS


Suena bonito, ¿no? ¿Y esto cómo se hace? ¿Cómo se hace cuando el concepto de AMOR es tan amplio? Tenemos una definición de AMOR tan abstracta, tan filosófica, tan intangible que no nos permite PRACTICAR MÁS EL AMOR.


Y si, solo durante el ratito de leer este post, nos salimos de creencias restrictivas  sobre el AMOR como:

  • el amor romántico de San Valentin de corazones y bombones
  • lo que nos han hecho creer las películas, las novelas y las canciones
  • el Amor Universal (demasiado abstracto y filosófico para tratar en un post)
  • el amor incondicional a la familia (que tienes que quererlos sin tomar a cuenta sus acciones o no acciones hacia ti)
  • que es exclusivo (solo para pareja y familiares)
  • es para siempre
  • nos hace vulnerables, débiles.


No me sorprende que desde aquí no PRACTIQUEMOS MÁS EL AMOR.


El cuerpo tiene su propia definición de Amor.  ¿Y si lo miramos a través de la mirada del cuerpo?, para desde ahí traerlo a la tierra y poder utilizar esta emoción que tan apartada tenemos por falta de conocimientos y MIEDO.  Decimos que el AMOR lo es todo, sin embargo empieza a hablar sobre ello y observa las reacciones.  Yo lo hago muchas veces, es divertido.


El cuerpo habla de un Amor en el que es:

  • una emoción.
  • se puede compartir con todos y en todas partes
  • que podemos intencionadamente detonar a través de nuestras acciones.
  • cuya función es conectar con otros Seres Humanos, con uno mismo
  • es la emoción suprema, engloba todas las otras emociones positivas e influye en todo lo que sentimos pensamos, hacemos y somos.


Para el cuerpo, la definición de AMOR es simple, tan simple que podemos practicarlo en todos lados: en casa, en el trabajo, con extraños, con uno mismo, con la escucha activa, con una mirada, con ___, con ___, con ___…


Los tres requisitos del AMOR son: compartir por lo menos una emoción positiva, sincronía entre la bioquímica tuya y la de la otra persona (empatía/rapport) y tener buenas intenciones y un interés en el bienestar de la otra persona.


Este trío, desde la ciencia, se llama AMOR, o para los que os cueste trabajo pronunciar la palabra en un entorno laboral, Resonancia Positiva.  Nuestro objetivo para aumentar nuestra felicidad, conexión, resiliencia y bienestar es CREAR estos Micro-Momentos de Amor a lo largo de nuestro día, cuantos más mejor.


Después de años de estudio y ocho semanas formándome sobre esta sola emoción, con la máxima experta (Barbara Fredrickson) desde la ciencia de las emociones, os puedo decir que…


El AMOR sigue siendo un misterio para mi.  Pero que desde esta nueva definición me ha abierto a otra realidad, desde aquí lo puedo aplicar, accionar, reproducir.  Desde la unión de la teoría y la experiencia puedo entenderlo un poquito mejor.


Y aunque la teoría la encuentro fascinante, he descubierto que la práctica lo es…TODO!  Practiquemos el AMOR!!!