Stand by Me

Dice la canción de B.E. King, ¨No matter who you are, no matter where you go, in life, you are going to need somebody to stand by you.¨ (¨No importa quién seas, ni a donde vayas en tu vida, vas a necesitar alguien que esté a tu lado.)

¡Que gran verdad!

Una de las necesidades primordiales que tenemos los seres humanos es sentir que nos apoyan, aceptan y quieren.  Somos seres sociales, interconectados los unos con los otros.  Hay numerosos estudios de psicología que demuestran que tenemos la necesidad del contacto humano y de la interacción.  Y si no lo tenemos, nos lleva a la soledad y a una serie de emociones negativas que hacen que enfermemos.

¿A quién no le gusta saber que tenemos a alguien a nuestro lado?  Alguien que nos acepte tal y como somos, que nos anima, o que simplemente está acompañándonos en silencio.  Pueden estar físicamente cerca o lejos, da igual.  Cuántas personas tenemos que aunque no mantengamos un contacto diario, sabemos que están.  Son esas personas a las que puedes llamar y sabes que siempre van a estar ahí para tí y tú para ellos.  El saber que tenemos alguien cerca quien nos apoya es vital para nuestro bienestar, nos ayuda a sentir emociones positivas y a florecer.

Desde hace tiempo llevo observando un vacío que existe.  Hablo con muchas personas que aunque tienen a personas queridas cercanas, no han encontrado su Tribu.  Y por encontrar tu tribu me refiero a personas con quienes puedes compartir tus sueños, tus pensamientos y tus proyectos sin que te los critiquen.  Nos aportan energía positiva, nos escuchan y sacan lo mejor de nosotros.  Con ellos  podemos soñar, compartir nuestros logros y cuando hace falta, también llorar.  No nos destruirán nuestros sueños antes de ser expresados.  Están en los momentos buenos y malos, y para darnos ese empujoncito que a veces tanto nos hace falta.
 

En una sociedad donde cada vez somos más individualistas, creo que es importante parar un momento para pensar en a todas estas personas que ¨están a nuestro lado¨. Seguro que todos las tenemos.  Por este motivo, os propongo un ejercicio de agradecimiento, aprecio o celebración (como dice un amigo mío).

Hoy, para unos minutos y piensa en estas personas que tienes en tu vida.  Y si quieres llevarlo un paso más…..compártelo con ellos, ya veréis lo gratificante que es para todos.