Tres Palabras – ¨Quema los Barcos¨

Cuenta la leyenda que en 1519 Hernán Cortés zarpó desde las orillas de Cuba hacía la provincia del Yucatán para conseguir el  mayor tesoro de la historia del mundo.  Todos sabían que existía, pero durante 600 años nadie había logrado conseguirlo.

500 soldados, 100 marineros, 16 caballos en 11 barcos en busca de oro, plata y joyas. 

Cuando llegaron a las playas de Méjico los soldados esperaban ansiosamente las palabras de su líder, esperaban su estrategia.

Pero Cortés dijo solo 3 palabras.  ¨Quema los barcos¨.  Y eso mismo hicieron, quemaron sus propios barcos. 

¿Y sabéis que?  Algo asombroso ocurrió, lucharon y por primera vez en la historia consiguieron el tesoro.  En realidad no les quedaba otra opción.  O iban a por todas o morían.

Esto me lleva a plantearme unas preguntas.

 ¿Qué hay en nuestras vidas que nos impide conseguir lo que queremos? 
¿Cuáles son los barcos que tendríamos que quemar? 

Hay momentos que tenemos que apostar fuerte, quemar barcos, hacer grandes promesas.  Ponernos en  situaciones donde no tengamos vuelta atrás y donde tengamos mucho en juego.   

Esto nos esfuerza a salir de nuestra zona de confort, a empujarnos un poco más, hacer lo mejor que podemos hacer porque no nos queda otra opción.  Como no tenemos hacia donde correr, eliminamos la opción de huir, de escondernos.

Solo nos queda una opción……..

¡Ir a por todas!